kantox el rompehielos oblicuo del sector fintech

Kantox, el “rompehielos oblicuo” del sector fintech

El Baltika (БАЛТИКА en cirílico) es el primer rompehielos de su tipo, con un casco asimétrico diseñado y construido no sólo para romper el hielo con su proa o popa en el sentido normal de la marcha, si no también capaz de abrir canales mucho más anchos al navegar “de lado”. 

Hay startups que ahora mismo no están tanto por la colaboración como por entrar de lleno en el sector financiero como un rompehielos, abriendo nuevas vías en el océano de los servicios financieros. Kantox lo hizo, con una propuesta de valor disruptora en un área de negocio tradicionalmente reservada a la banca y lo hizo gracias a la innovación.

Hace apenas dos meses, mientras buscaba información relativa al sector fintech, encontré algunos artículos muy interesantes que hablaban de las tendencias en el ámbito de la banca y la disrupción digital que está por llegar. Especialmente en relación a la posibilidad de ver más o menos competencia/colaboración entre la banca y el sector fintech.

En concreto me llamó la atención una frase de Ron Shevlin, Director of Research for Cornerstone Advisors and author of the book Smarter Bank:

“ The most significant trend of 2016 will be the ‘platformification’ of banking, where both existing banks and startups begin a strategic shift towards becoming banking platforms, much like how Amazon is a platform in retail.”  

No se si es demasiado pronto para ver tal entusiasmo por la colaboración entre banca y fintechs, más aun cuando este movimiento todavía es incipiente y hay una tarta enorme para repartir. Dependerá de cada startup, de su modelo de negocio y de su capacidad para navegar sola en la feroz competencia que se avecina, el que opte por una colaboración o bien por un ataque en toda regla a un área de la cadena de valor de la banca.

Veremos escenarios de todo tipo en el ámbito del sector fintech, pero hay un caso en concreto en el que la especialización y la forma en que están desarrollando su modelo está abriendo un auténtica vía de agua en el negocio de las divisas. Estoy hablando de Kantox. Retomando mi planteamiento del párrafo anterior, y tal y como empezaba mi artículo, me viene a la mente la imagen de un barco rompehielos, abriendo su camino imparable hacia el ártico.

Sin animo de extenderme demasiado, me ha parecido curioso investigar un poco sobre los barcos rompehielos y buscar alguna similitud. Hay un caso que viene que ni pintado. Os expongo brevemente el caso del Baltika, el primer rompehielos oblicuo del mundo, y entenderéis rápidamente porque.

Antecedentes:

Las autoridades rusas apostaban fuertemente por la ruta marítima del Norte como alternativa al viaje a través del Canal de Suez por tres motivos:

  • reducir la distancia del viaje: la distancia entre el puerto ruso de Murmansk al japonés de Yokohama se reduce de los 23.780 km por Suez a los 10.686 km por el Ártico
  • la nula restricción al tamaño de los buques al evitar pasar por el canal de Suez o el estrecho de Malaca
  • la total ausencia de piratas en estas aguas

Problema:

“… navegar a través del Ártico exige la asistencia de remolcadores capaces de abrir grandes canales en el hielo para el paso de los buques. El rompehielos más grande del mundo, el ruso 50 Let Pobedy, con una manga de 30 metros es capaz de abrir canales de entre 28 y 30 metros. Pero para el paso de buques de mayor manga se necesitan dos remolcadores a la vez, una práctica ni eficiente ni económica.”

Solución:

Fueron capaces de crear un barco capaz de navegar de lado, abriendo canales de más de 50 metros de ancho, suficientes para asistir a la mayoría de buques de carga.

En definitiva un problema de eficiencia que llevó a la búsqueda de una solución innovadora y sin duda disruptiva,  un barco que puede navegar de lado. Solución de nicho, porque no todo el mundo necesita navegar por el ártico, pero los que lo hacen con frecuencia y necesitan una importante reducción de tiempo y costes, han encontrado una solución personalizada.

Llegados a este punto me permitiré la licencia de bautizar a Kantox como el primer rompehielos oblicuo del sector fintech. Han sabido entrar los primeros, con una solución altamente innovadora y pensada para una necesidad existente en el mercado. Pero además continúan innovando y personalizando su soluciones para ofrecer la mejor experiencia de usuario a sus clientes.

Como decía hace un par de meses en mi artículo Plataformas financieras personalizadas: una nueva vía de disrupción, en el terreno de la innovación dentro del sector fintech la competencia será terrible, pero sin duda alguna el caballo de batalla en las plataformas financieras estará en ofrecer la mejor experiencia de usuario el cliente.

En este sentido, Kantox ha dado un paso más en su estrategia de innovación y fidelización, ofreciendo a sus clientes una API que sin duda contribuye a mejorar su experiencia de usuario. Cito literalmente de su web:

Nuestra API está pensada para empresas con una necesidad frecuente de gestionar su exposición a las divisas o un importante volumen de pagos internacionales. Ofrece las siguientes funcionalidades:

  • Automatización de todas tus transacciones en divisa (spot, forward, órdenes de mercado) y pagos (en moneda local o en divisa).
  • Ejecución de estrategias de cobertura más precisas.
  • No más operaciones manuales, lo que significa menos errores y mayor ahorro de tiempo

Fuente: kantox

Este es uno de los muchos pasos que veremos en la línea de la personalización y mejora de experiencia de cliente en toda empresa fintech (startups en general), que poseen la cercanía y agilidad suficiente para diseñar este tipo de soluciones, gracias a una escucha muy activa de sus clientes. Esa será la principal vía de diferenciación.

En todo caso, la auténtica revolución llegará en el momento que alguien pueda ofrecer una plataforma financiera personalizada, que permita a cualquier cliente construir su propio panel de control, bajo una misma plataforma de acceso, conectando todos aquellos servicios financieros que sean de su interés.

Seguimos soñando, pero un poco menos cada día!

Publicado en Inversión & Ahorro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *