inversiones de impacto

Inversiones de impacto & crowdfunding

Recientemente publicaba un post en el que hacía una breve presentación del mapa global de las inversiones de impacto, con el objetivo de establecer un esquema de las múltiples tipologías de organizaciones clasificadas en función de su objetivo principal (más o menos social). Hoy es mi objetivo establecer una breve descripción de los diferentes instrumentos de inversión que permiten financiar las inversiones de impacto. Para ello utilizaré datos extraídos del informe del año 2015 de Spainsif: “Las inversiones de impacto en España. Percepción, iniciativas y tendencias”Informe  cuya lectura recomiendo a todos aquellos que quieran profundizar en esta materia.

Cierto es que alrededor del concepto de las inversiones de impacto existen numerosas variantes, tantas como organismos y asociaciones internacionales que velan por su gestión, estudio y cumplimiento. Ello hace que a día de hoy sea difícil escoger una definición comúnmente aceptada.

En todo caso estamos hablando de inversiones con un resultado financiero y con un impacto social intencionado y por supuesto medible. Con carácter general hablamos de inversiones con un propósito social, pero englobaría otras vertientes mas relacionadas con el impacto medioambiental, ámbito geográfico o bien el colectivo beneficiado por la inversión, entre otras. De entre las múltiples definiciones, me quedo con la que ofrece la Global Sustainable Investment Alliance (GSIA), en su informe de 2014:

GSIA defines impact investing as targeted investments, typically made in private markets, aimed at solving social or environmental problems. Community investing, whereby capital is specifically directed to traditionally underserved individuals or communities, is included in this category, as is finance that is provided to businesses with an explicit social or environmental purpose.

Dadas las numerosas acepciones en cuanto a las organizaciones y su objetivo, creo que es interesante visualizar las diferentes posibilidades en el siguiente cuadro:

mapa de inversiones de impacto

Fuente: “Las inversiones de impacto en España”. Estudio Spainsif 2015

La financiación de las inversiones de impacto:

Son numerosas las fuentes de financiación que permiten financiar proyectos con propósito definido, pero todas ellas con un objetivo doble de lograr una rentabilidad financiera y el cumplimiento de un objetivo social o medioambiental. En el siguiente cuadro podemos ver las más relevantes:

 

instrumentos de financiación de inversiones de impacto

Fuente: “Las inversiones de impacto en España”. Estudio Spainsif 2015

El desarrollo de cada una de ellas lo podéis encontrar con más detalle en el citado informe. No obstante, si hacemos una lectura global y nos detenemos a analizar el volumen de financiación en Europa agregado, podemos destacar un dato muy revelador: en España las inversiones de impacto apenas representan un 20% de la inversión en países como Alemania, Francia o el Reino Unido.

La conclusión por tanto es que tenemos por delante un enorme potencial de desarrollo futuro para aquellas inversiones que buscan un propósito más allá de la mera rentabilidad financiera. 

 

inversiones de impacto en Europa

Fuente: “Las inversiones de impacto en España”. Estudio Spainsif 2015

En este punto, quiero ir un paso más allá. De entre todas las fuentes disponibles, me quiero centrar en las que mayor conocimiento social (entre los inversores minoristas) están teniendo en la actualidad y estas son las plataformas de financiación participativa o más conocidas como plataformas de crowdfunding. Ese mayor conocimiento ha venido impulsado por su capacidad para democratizar este tipo de inversión, haciéndola extensible a cualquier tipo de inversor, profesional o no.

Es evidente que el auge de este movimiento y su popularidad ha venido motivado por la  caída de rentabilidad de los productos de inversión tradicionales del canal bancario, lo que ha  estimulado el interés y la necesidad  de inversores y ahorradores particulares por alternativas donde invertir su patrimonio. Sin la coyuntura actual de bajos tipos de interés, probablemente hubiésemos asistido a un impulso más tranquilo de esta vía de financiación y no a un boom como el que se ha visto en los últimos tres años.

tipos de crowdfunding

Fuente: “Las inversiones de impacto en España”. Estudio Spainsif 2015

En cualquier caso estamos ante un fenómeno consolidado, con un crecimiento exponencial (normal en las primeras fases) y que de ningún modo sufrirá un retroceso severo ante un escenario de subida de tipos de interés (escenario más que probable a medio plazo en Europa y ya confirmado en EEUU). Si podríamos asistir a una desaceleración del ritmo de crecimiento si las alternativa del canal bancario vuelven a ser atractivas en términos de rentabilidad, pero en ningún caso sería una amenaza para el crecimiento de este nuevo player en el terreno de la inversión- financiación privada, como recientemente afirmada el directivo de un gran banco español.

Las principales ventajas que aporta la financiación participativa son :

  • diversificación de fuentes de finaciación e inversión
  • democratizacion de la inversión con propósito social
  • libertad para ejercer con transparencia lo que yo denomino la RSI (responsabilidad social individual). Yo elijo donde, como y cuando invierto y sabiendo exactamente la finalidad o propósito de mi inversión
  • contribución  de numerosos participantes (empresas e inversores) a la mejora del tejido empresarial y económico.
  • oxigeno financiero para numerosos proyectos que nunca hubiesen encontrado financiación en canales tradicionales
  • alternativa a la mas que probable concentración del negocio bancario  y consiguiente  reducción de la competencia, en perjuicio del  consumidor.
Dicho de otro modo, la propuesta de valor de la financiación participativa va mucho mas allá de la mera rentabilidad y el sector bancario debe asumir que una parte del pastel ya no volverá a pasar por sus manos. 

Breve presentación del marco legal:

Tras la insistencia del sector en su regulación, buscando un marco normativo que diese seguridad a todos los participantes, se crea en España la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial, proporcionando así a las plataformas de financiación participativa un marco jurídico bajo el que desarrollar su actividad.

Principales características:

  • Protección del inversor. Se distingue entre inversores acreditados y no acreditados. Los inversores no acreditados tienen una serie de limitaciones a la hora de financiar proyectos, especialmente en lo que respecta a su cuantía, que los inversores acreditados no tienen.
  • Limitaciones de financiación por proyectos y por plataforma. Cada proyecto puede solicitar, por plataforma, un máximo de 2 millones de euros, aunque si está específicamente dirigido a inversores acreditados puede alcanzar los 5 millones de euros.
  • Supervisión. Se delega en la CNMV la supervisión, inspección y sanción de las plataformas de financiación participativa. Este hecho aumenta el atractivo de las plataformas de financiación participativa tanto para inversores como para receptores de la inversión.

Desde el punto de vista fiscal también existen ventajas importantes:

Los inversores particulares que utilicen las plataformas de financiación participativa para invertir en empresas con menos de 3 años de vida, se pueden deducir hasta un 20% de la inversión en el IRPF, con un máximo anual de 10.000 € en la cuota íntegra estatal del IRPF.

Publicado en Economía alternativa, Inversión & Ahorro y etiquetado , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *